In Aventuras

Experiencia del curso avanzado de descenso de barrancos

Hoy, domingo 29 de julio de 2018, cuando son las 11:00 de la mañana y recuerdo el magnifico día de calor del cual ayer disfrutamos, y siento si suena irónico, porque realmente lo es. 30o y subiendo, hoy también promete…y lo absolutamente maravilloso es que ni es bueno, ni es malo simplemente es adaptarse.

De esa adaptación me fluyen recuerdos de hace algo más de dos semanas. Cuando me embarqué en la pequeña expedición de formar a cuatro personas en los barrancos oscenses con un carácter de nivel avanzado, con dos objetivos claramente definidos por mi parte: En primer lugar, aplicar los factores técnicos idóneos para planificar una actividad barranquista utilizando la logística y previsiones necesarias para una segura y correcta progresión, así como hacer uso de una preparación optima para solventar cualquier incidente posible de forma inmediata.

En segundo lugar, y no por ello menos importante, saber establecer unos patrones claramente definidos de lo que en este tipo de actividades deportivas, supone el trabajo en equipo, sobretodo a la hora de tomar decisiones, es sabido que una retirada a tiempo es una victoria.

Curso avanzado para descenso de barrancosPrevisiones meteorológicas

La previsión meteorológica a una semana vista era ciertamente frustrante, ya que me limitaba bastante el uso de la zona de Pirineos por tormentas. Situación que me empujaba a una previsión muy analítica y fina del clima para adaptar de forma diaria la planificación prevista. Teniendo en cuenta la ya, de por sí, inestabilidad del clima en Pirineos. Situación que permitía cierto margen dependiendo en Pirineos de la zona, Valle de Benasque, Ainsa, Pineta, etc. Y por supuesto, con el as en la manga de Guara, donde lucía el sol toda la semana.
Es en esos instantes, cuando el factor adaptación, del cual estamos dotados los seres humanos y nos ha permitido, hasta hoy sobrevivir como especie, comenzó a fluir.

Curso avanzado para descenso de barrancosPreparación previa y actitud

El primer día de viaje, fue realmente duro, una semana anterior fuerte de trabajo y todo lo que supone llevar a cuestas todos los elementos necesarios para la expedición. 5:00 de la mañana del sábado y casi 800 km de camino hasta Jaca, que era el primer lugar de mi destino. Personalmente no representaba ningún problema ya que el elemento pasión siempre ha podido con todo lo demás en mi vida. Sobre las 16:00 estaba cruzando Huesca, y el cansancio estaba desplazando a no se que habitación perdida de mi mente el buen rollo.

Quizás aquí es donde me gustaría establecer el núcleo y la clave de este articulo, sin restar valor al buen resultado del curso, la buena actitud de los cuatro chicos, Javier, Fernando, José Manuel y Ginés. El buen ambiente y el magnifico aprovechamiento de todo lo realizado, mi propia autoevaluación y valoración de la actividad, la gran satisfacción personal por todo lo mucho positivo obtenido. Y las áreas de mejora a tener en cuenta para el siguiente.

La fantástica colaboración por parte de Tor y Marisol. Personas a las cuales el apelativo de amistad les queda pequeño ya que son de las poquitas que tienen patente de corso en mi vida.

Curso avanzado para descenso de barrancos

Y entonces las vimos: las montañas

En ese pequeño instante, en el que fui consciente que el buen rollo se estaba marchando de paseo con mi pasión. Pasados unos kilómetros de Huesca, mas o menos, a partir del puerto de Monrepós, igual que en una de esas experiencias cercanas a la muerte en la cual, cuando vas a coger la mano de Caronte, aparece alguien que te dice, “da la vuelta, no es tu momento”. De forma muy sutil, empezaron ellas a aparecer en mi campo visual, ELLAS, Las montañas del Pirineo.

Es difícil trasmitir la sensación ya que es un todo. Un espectáculo para los sentidos y complicado de resumir sin extenderme en un sinfín de pequeños detalles. Las montañas pusieron de forma definitiva, la pasión, en el lugar de mayor equilibrio de mi ser.

El tiempo se detiene, se pierde su noción. Pasas a determinar diariamente por momentos, el acto consciente de saber que día es y los días que te quedan.

Curso avanzado para descenso de barrancos

Estás en el paraíso, Sierra de Guara, Pirineos, formaciones montañosas incomparables. Formando brechas por las cuales circulan cantidades celestiales de agua que le dan sentido al mayor conjunto de lo atractivo de nuestra actividad deportiva. Pasamos de la genial adherencia del relieve de Guara, a la técnica especial de progresión por el factor deslizante de Pirineos. La maravillosa configuración de la agreste y variopinta vegetación de ambas zonas y la amplia y peculiar representación de su fauna. Sus gentes, edificaciones, gastronomía. Representaba el plasma perfecto, en mi caso profesional, para el desarrollo de la actividad de formación y descubrimiento de la actividad deportiva del barranquismo. Donde, sin lugar a dudas, actividad física y emociones, cabalgan de la mano.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo y ayúdanos a que llegue al máximo número de personas! ?

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies